El fiscal detalló que se encontraron rastros de sangre y a la víctima con su rostro tapado con prendas.


Un hombre de 83 años fue hallado sin vida este viernes al mediodía en su vivienda de Capoulicán al 900. Se cree que lo habrían matado en medio de un robo y que la persona responsable habría tratado de cubrir sus huellas limpiando la casa.

Había mucha sangre en el piso, manchas de que fue arrastrado de una habitación a otra. Por el momento se siguen haciendo pericias y se levantas rastros”, relató el fiscal de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta.

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) también señaló que la entrada al domicilio no presentaba signos de violencia y que las primeras pruebas realizadas en el lugar arrojaron que “limpiaron la sangre” para despistar a los investigadores y adelantó que “se van a extraer muestras para el cotejo de ADN de las manos del hombre”.

Respecto a la escena del crimen explicó que “en la zona de la cocina se encuentra el origen del arrastre hasta el living donde fue dejado con prendas tapándole el rostro”.

Como el cuerpo de Ángel Aquiles Rinaldi se encontraba en estado de descomposición no se pudo determinar si fue golpeado. “Cuando hagamos la autopsia vamos a saber la razón del fallecimiento”, indicó el fiscal.

Las hijas no pueden decir qué está faltando, pero por el estado de las pertenencias creemos que faltan objetos y que el hecho se produjo el martes por la noche“, dijo.

El trágico final del anciano conmocionó al barrio. Quienes viven en la zona y conocían a la víctima de inmediato señalaron que había realizado al menos dos denuncias por ataques en su contra y una estafa.

“Los vecinos dicen que lo engañaron y hubo una toma de un crédito y que una mujer, con la que tenía una relación íntima, había llegado hasta la casa y había roto los vidrios”, añadió.






Comentarios