El oscuro pasado de Vladimir Medina, el joven asesinado este viernes en el after de Maipú al 1100



Fue imputado en el marco de la balacera que causó pánico en un club de barrio y habría tenido vínculos con "Pimpi" Sandoval, acusado de ser quien disparó a la casa de Bonfatti.

La víctima fatal de la balacera en el after Child de Maipú al 1100, tenía antecedentes penales, según confirmó este viernes el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Vladimir Medina, que falleció a poco de ingresar al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) fue imputado en el marco del tiroteo que el 29 de marzo de 2016 causó pánico en el Club Defensores de América, cuando los tiros sorprendieron a un grupo de niños que entrenaban en la cancha de fútbol de la institución.

Medina fue sindicado como uno de los participes en el intercambio de disparos, pero recuperó la libertad debido a la ausencia de testigos del episodio.

El joven asesinado este viernes, además, habría tenido vinculaciones con Emanuel “Pimpi” Sandoval, implicado en la investigación a los disparos a la casa del ex gobernador Bonfatti en 2013. 

Desde fiscalía además, confirmaron que Medina tenía antecedentes por robo.