Se rompió un micro en una de las empresas que reemplazó a Monticas



Expreso Arito se había hecho cargo del tramo que une Rufino con Rosario. El miércoles salió con dos horas de demora, mientras que el jueves directamente dejó a los pasajeros varados.

La quita de la concesión a Monticas lejos está de solucionar los severos problemas del transporte interurbano en Santa Fe. La empresa que ahora cubre uno de los tramos que quedaron libres debutó de la peor forma: con la rotura de uno de sus micros.

Se trata de Expreso Arito, firma que al igual que Monticas pertenece a la empresa Flechabus, y que tiene un largo historial de denuncias que van desde incumplimientos en las frecuencias hasta micros en pésimas condiciones e incluso discriminación a pasajeros con movilidad reducida.

Ante la falta de alternativas tras la salida de Monticas, la empresa se hizo cargo del trayecto entre Rufino y Rosario, y tardó poco en mostrar sus falencias. El miércoles uno de sus colectivos salió de la Terminal de Ómnibus de Rosario con dos horas de retraso por deficiencias mecánicas.

Y este jueves el micro que debía partir a las 7:15 desde la Terminal de Rufino directamente no partió. Arito tuvo que devolverle la plata a los pasajeros.