El robo quedó registrado por una cámara de seguridad pero el delincuente no fue detenido.


Los pungas y mecheros cobran protagonismo a medida que se acercan las fiestas. En esta oportunidad lo que robaron fue un celular ante el descuido de la empleada.

El hecho ocurrió en un local de Ovidio Lagos al 5500 y quedó registrado en video aunque en el momento nadie se dio cuenta de lo ocurrido por la habilidad del delincuente para tomar el objeto ajeno.

Fue después del robo que notaron que faltaba el celular y decidieron revisar las cámaras de seguridad. En ese momento se sorprendieron viendo cómo el hombre apoyó sobre el mostrador un paquete de pañales y al darse vuelta la empleada pasó su mano por debajo del bulto y agarró el aparato.






Comentarios