El Millonario y el Lobo se enfrentan este miércoles por la noche en Mar del Plata con diversos planteos. ¿Qué le conviene al Canalla? 


“El único en la final es Central”, dijo Edgardo Bauza sobre la Copa Argentina luego de la victoria de su equipo ante San Martín de San Juan en el Gigante de Arroyito. Razón no le falta. Es que el conjunto auriazul ya está instalado en la definición de la competición más federal del país y espera pacientetemente el encuentro de este miércoles por la noche entre River y Gimnasia.

Lo que es material de análisis es determinar cuál rival es el que le conviene al conjunto auriazul en la final y en ese sentido hay argumentos válidos para un lado y para el otro.

Se sabe que el conjunto de Marcelo Gallardo es el favorito a ganar la competencia, por la categoría de los futbolistas con los que cuenta, algo habitualmente decisivo en una situación límite como es una final. Aunque no hay que escaparle a la cuestión mental y la presión por ganar y estar presente en la próximo edición de la Copa Libertadores. Claro que ésto último también corre para el Canalla, que necesita un título y sobre todo después de caer en tres finales.

El equipo millonario es un equipo que muchas veces juega mano a mano en el fondo, con dos centrales confiables como son Maidana y Pinola. Los laterales van mucho al ataque. Es un equipo dinámico y vertiginoso, sobre todo en base a jugadores que explotan su velocidad en los extremos como el Pity Martínez y con un eje fundamental como es Leo Ponzio. Arriba, Pratto es más movedizo y se mueve por todo el frente de ataque. Borré es más de área y suele jugar bien dentro del área. Ambos mejoraron su efectividad y son cartas importantes.

La presencia de Juan Fernando Quintero, que esta noche no será de la partida por una lesión, suele aportarle pausa y serenidad a un equipo acostumbrado a ir pero no a que le manejen la pelota. El colombiano también tiene pase gol.

Sin duda, River es un rival más exigente en lo futbolístico y Central tendrá que mejorar el nivel para poder hacerle frente a nada más y nada menos que al finalista de la Copa Libertadores.

Por su parte, Gimnasia no viene bien en el torneo aunque siempre es un conjunto peligroso merced a su enjundia y su perseverancia. En la presente edición de la copa eliminó a Boca y suele plantear partidos peleados, sobre todo en mitad de cancha y suele apostar al error del rival.

Rinaudo es el jugador más importante del Lobo, siempre bien parado y un verdadero “motorcito” en mitad de cancha y teniendo en cuenta el año anterior ha sumado algunas incoporaciones interesantes como Santiago Silva, un nueve potente y algunos juveniles como el “monito” Gómez, de gran despliegue.

En comparación con el conjunto de Gallardo, y salvando las diferencias de plantel, el equipo dirigido por Troglio suele ser más conservador, con sus líneas bien juntas y tratando de moverse en bloque para no quedar expuesto. 

Al igual que el Canalla, la pelota parada suele ser una de las sus armas predilectas en base a una buena pegada de Gómez y grandes cabeceadores como Silva o el zaguero central Coronel. 

Un dato no menor es que en una hipotética final, Central sería el favorito ante el Lobo más allá de que, como se dice, ningún partido en Argentina es fácil y siempre hay que refrendar esa superioridad en la cancha. 

Por lo pronto, el Canalla conocerá esta noche cuál será el rival en la definición de la Copa Argentina, cotejo que servirá de análisis para ver en qué momento se encuentra cada equipo. 






Comentarios