La presencia del defensor para el choque ante el Gasolero es difícil pero el cuerpo técnico lo esperará hasta ultimo momento. También habrá que ver quién es el reemplazante de Carrizo. 


Luego de la derrota ante Atlético Tucumán, Rosario Central ya piensa en el trascendental choque ante Temperley, válido por las semifinales de la Copa Argentina. Para este cotejo, el entrenador Edgardo Bauza está preocupado por la gran cantidad de lesionados y especialmente por uno de ellos, Matías Caruzzo, que está en duda para dicho encuentro. El DT también deberá buscarle reemplazante a Carrizo.

El defensor se recupera de un desgarro desde hace varios días que incluso no le permitió estar presente en Tucumán y es una pieza clave en el fondo, algo que quedó al descubierto en los últimos encuentros de la Copa Argentina.

A esto se le suma la ausencia de Óscar Cabezas, Marco Ruben y el uruguayo Diego Arismendi, que no podrán estar el próximo fin de semana ante el Gasolero por diversas lesiones. En tanto, Miguel Barbieri será seguido de cerca en la semana para ver si puede llegar.

Más allá de la gran cantidad de lesionados que tiene el Canalla, está claro que la del ex San Lorenzo sería la baja más sensible. De todas formas será el zaguero será esperado hasta último momento ya que para el próximo domingo habrán pasado poco menos de tres semanas desde su lesión.

Otra cuestión que deberá resolver el Patón Bauza será quién reemplazará al Pachi Carrizo, que fue expulsado en el encuentro clásico ante Newell’s.

Una de las opciones sería el juvenil Andrés Lioi por derecha y ubicando a Washington Camacho por izquierda, algo que ocurrió en en el encuentro ante Gimnasia por la Superliga y ante Talleres en el marco de la Copa Argentina.

La otra posibilidad es mantener al ex Racing y Defensa y Justicia por derecha y el ingreso de José Luis Fernández por izquierda. Incluso Maxi Lovera podría tener una chance en esa zona de la cancha.






Comentarios