Hace una década llegaban a diario 1100 unidades de mediana y larga distancia a Rosario, mientras que hoy lo hacen apenas 640. Crecen los despidos y advierten que el panorama puede empeorar.


Cayó casi un 40% la cantidad de micros de media y larga distancia que llegan y parten a diario de la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno. El proceso no es nuevo, sino que inició hace una década, pero se potenció en los últimos dos años. Ante un panorama ya oscuro por los constantes despidos, y que pinta todavía más negro para el año próximo por la quita de subsidios, actores del sector están armando una fuerte protesta en reclamo de políticas de reactivación.

“No va haber ningún operativo especial ni refuerzo de unidades para el inicio de esta temporada porque la situación es crítica y cada vez peor”, sentenció Orlando Debiasi, director ejecutivo de la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno.

Terminal de Ómnibus de Rosario Mariano Moreno

En diálogo con Vía Rosario, puso números a la crisis: “Hoy estamos en 640 micros diarios, cuando hace menos de una década supimos estar arriba de los 1100”, dijo. Destacó que a partir de 2010 se ingresó en una curva descendente de la que nunca se logró salir, y que se potenció en los últimos dos años.

“La crisis de los colectivos se aceleró en el último tiempo con la quita de subsidios a la larga distancia y las políticas que contrajeron los ingresos de la gente que ya no viaja tanto, y ahora la competencia de aviones para quienes todavía lo hacen”, repasó.

Colectivos en la Terminal de Ómnibus de Rosario

A modo de ejemplo contó que este último fin de semana largo ni siquiera hizo falta que las empresas pusieran refuerzos porque el movimiento fue muy bajo. “Antes la gente venía con tres meses de antelación a sacar pasaje para toda la familia para vacacionar, pero ahora casi que los únicos que viajan son los estudiantes a sus pueblos”, se lamentó.

Esta gran merma lleva a muchas compañías (de larga distancia) a no poder ajustar las tarifas, para no correr el riesgo de perder más clientes, pero el ajuste se hace con menores servicios, frecuencias y personal. “Hay destinos que tienen menos horarios disponibles, y mensualmente 30 ó 40 personas se quedan sin trabajo”, manifestó.

Colectivos en la Terminal de Ómnibus de Rosario

Lejos de mejorar, la cosa podría agravarse pronto si se concreta la quita de subsidios al transporte urbano e interurbano. “Todos acá estamos preocupados por el futuro porque esta medida directamente llevaría a la quiebra a casi todas las empresas”, expresó y agregó que por eso comerciantes y transportistas están armando una jornada de protesta para las próximas semanas. “Nosotros como Terminal nos sumaremos”, apuntó.






Comentarios