Un veterinario del barrio salió a perseguir al dueño del vehículo al ver a la mascota que corría tirada de una soga.


Un veterinario de Fray Luis Beltrán salió en auxilio de un perro que iba atado a la parte trasera de una camioneta y despertó la preocupación de los vecinos de la zona en la que se inició una breve persecución para pedirle que detuviera la marcha.

Fuentes policiales confirmaron que el caso fue denunciado ante la Comisaría 4° luego de la discusión que se generó en el barrio 3 de Febrero, donde el conductor le hizo frente a los reclamos y aseguró que no sabía que el animal iba sujeto al paragolpes de su vehículo.

Desde la ONG Proteccionismo Independiente indicaron que el titular de la Ford Ranger estaba “muy nervioso” e incluso amenazó con un palo a quienes se cruzaron en su camino con la intención de que frenara. En ese momento constataron que la mascota tenía lesiones en las patas.

El veterinario que siguió a la chata en su auto desde su consultorio en el cruce de Artigas y Facundo Quiroga fue a la vez quien se encargó más tarde de atender al perro. Según informó El Ciudadano, la pareja que iba a bordo del rodado lo desató, lo subió a la caja y luego recibió en su domicilio al profesional para que curara al animal.

Además de la presentación realizada en sede policial, el episodio fue informado ante el Centro Territorial de Denuncias (CTD) y se esperaba la intervención la Fiscalía de San Lorenzo para resolver el conflicto.






Comentarios