Habló tras el operativo realizado en barrio Municipal y aseguró que le "están haciendo una persecución política".


Tras la intervención del Estado municipal, provincial y nacional en barrio Municipal, donde se registraron gran cantidad de hechos violentos y muertes vinculados con narcos, Alexis Caminos rompió el silencio.

El hijo del asesinado exlíder de la barra de Newell’s, Roberto “Pimpi” Caminos, que está detenido en Coronda bajo la sospecha de haber participado en el crimen de la madre de los hermanos Funes, aclaró desde la cárcel: “Ahora estoy hablando porque ya me cansé”.

Quiero dejar en claro que lo que me están haciendo es una persecución política, no tienen nada. Mis familiares, con los que tuve problemas y discutimos, es decir la hermana de mi papá, es una cosa aparte. Cada cosa que pasa siempre me apuntan a mí. Fueron a buscar droga. Nunca van a encontrar nada porque no estoy metido en eso”, dijo en diálogo con la prensa.

“Mi papá fue el mejor padre. Siempre me inculcó las cosas buenas y nunca escuché nada sobre el tema de la cancha. Sí supe que era barrabrava porque me llevaba a la cancha y cuando ya tuve edad, antes de que a él lo maten, me contó que él era barrabrava. Otras cosas que lo han acusado, como decían del narcotráfico, eso escapa de mis manos, porque mi papá esas cosas conmigo, ni con mis hermanos, ni con la familia de él lo compartía”, detalló.

Respecto a los allanamientos realizados en barrio Municipal dijo: “Ahora quieren inventar que yo soy un narcotraficante. Lo que a mí me molesta es que, cosa que pasa, es Alexis Caminos; roban a una quiosquera, es Alexis Caminos, pasa algo y es Alexis Caminos. No quiero victimizarme. Estoy cansado ya“.

Y agregó: “Yo estoy preso. No tienen una escucha mía, nada. Que yo quiero dejar en claro eso nomás. Que la terminen con el apellido Caminos”.




Comentarios