El técnico leproso consideró "una vergüenza" la organización del clásico y el rechazo al pedido para cambiar la fecha ante Argentinos.


Luego de la derrota ante Estudiantes, el técnico leproso, Omar De Felippe estalló contra la organización de la Superliga y de la Copa Argentina. “Todo esto es una vergüenza, ¿qué carajo pasa con Newell’s?”, disparó.

“Este partido lo teníamos que haber jugado en su momento. Acá abrieron el grifo, sacaron una foto y suspendieron el partido por probables lluvias eléctricas dentro de tres horas”, señaló De Felippe respecto a la polémica suspensión que su momento había logrado Estudiantes, que tenía que jugar entre semana con San Lorenzo por Copa Argentina.

De Felippe, re caliente con la Superliga: “¿Qué carajo pasa con Newell’s?”

“A nosotros nos ponen cinco partidos en 16 días, pedimos cambiar uno (el de Argentinos) y no nos dieron pelota, señaló y se preguntó por qué el clásico no se podía jugar en la última fecha FIFA. “Llaman la atención tantas cosas contra Newell’s. El día lunes, ¿qué equipo pongo en la cancha si después el jueves está el clásico? ¿La Superliga no puede mirar cuándo juegan los equipos? ¿Por qué corrió los horarios de algunos equipos y otros no? Acá está pasando algo. ¿Cuál es la transparencia de esta Superliga?”, soltó.

“No quiero ni pensar en quién será el árbitro del clásico. Si hablo mal de Loustau y me dirige el clásico qué hago. La patada de atrás a Amoroso que fue amarilla, ¿es igual a un tipo que se tira en el área con Leal? Repito, este partido ya se tendrían que haber jugado, ¿qué carajo está pasando acá?”, dijo con furia.

De Felippe, re caliente con la Superliga: “¿Qué carajo pasa con Newell’s?”

“Si no echaban a Rivero hubiéramos ganado. Me quedo con lo deportivo, aunque fallamos en el último pase. Esto va más allá del fútbol. Cuando me meten el dedo donde no me lo tienen que meter reacciono. ¿Qué está pasado?”, se preguntó.

Por último, respecto al partido ante Central por Copa Argentina, aseveró: “Acá se dice que el pierde el clásico se va. Si me toca perder, me iré. No tengo problemas. Voy a seguir viviendo y dirigiendo”.





Comentarios