El volante canalla lamentó la decisión de Copa Argentina ya que "la rivalidad de la gente lo hace un partido más especial". 


El mediocampista Federico Carrizo habló este martes en conferencia de prensa y se refirió a la determinación de Copa Argentina de jugar el clásico entre Central y Newell’s sin la presencia de sus hinchas. También habló del rendimiento del equipo ante Boca y del cambio de posición en la cancha.

Consultado sobre el partido lugareño que se disputará el 1° de noviembre en Sarandí y sin presencia de ambas parcialidades, el ex Boca precisó: “Es una lástima que el clásico sea sin público. Todos sabemos la clase de partido que es, su magnitud y más en Rosario”.

El volante destacó que “la rivalidad de la gente lo hace un partido más especial” y luego se lamentó: “Lo vamos a jugar a puertas cerradas pero bueno es lo que toca”.

El mediocampista remarcó que el cotejo ante Newell’s es un partido “importantísimo” y remarcó que “hay que jugarlo donde sea, como sea y sobre todo ganarlo”.

Sobre cómo se imagina ese encuentro ante la Lepra, Carrizo manifestó: “Los clásicos generalmente son partidos muy cerrados, acá existe la posibilidad de los penales, pero somos un equipo que sabemos aprovechar las oportunidades que tenemos. Siempre son partidos duros y trabados”.

Por otro lado, opinó sobre el encuentro ante Boca donde se vio una versión mejorada del equipo. “La idea era tener un gran partido, obviamente el resultado importa mucho, pero queríamos encontrarnos como equipo, sabíamos que no veníamos bien y era una buena oportunidad para volver a agarrar confianza”.

Y añadió: “El equipo lo hizo de buena manera, estuvo ordenado y tuvimos chances de ganarlo, el punto es bueno pero nos vamos contentos porque hicimos las cosas bien en el juego”.

Luego, el volante señaló que “hacía varios partidos” que no generaban chances de gol. “Fallamos en la definición, pero intentaremos seguir así”, dijo.

Por último se refirió al cambio de posición con su compañero Camacho. Al respecto, Carrizo reconoció que se sintió “mucho mejor, más cómodo” aunque después reconoció que tiene “mucho más para mejorar”.

“Me sentí cómodo en la cancha, con Lovera siempre tenía una opción de pase y creo que es una formación que me sienta bien”, cerró.






Comentarios