Se los imputó por "prueba de velocidad ilegal con un auto", y a uno de ellos por tenencia de arma. Se les aplicó una caución de $20 mil.


La Justicia rosarina imputó a los cuatro detenidos por correr picadas ilegales, mientras que uno de ellos sumó la acusación formal por tenencia ilegal de armas de fuego. Se les dictó una caución de $20 mil pero recuperaron la libertad.

Este viernes en la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal de Rosario, se llevó adelante la audiencia imputativa a Damián Alberto G. de 30 años, Alexis Leandro P. de 33, Joel Z. de 26 y Leonardo C. de 33.

Allanamientos por picadas ilegales en Oroño y Lamadrid. (@astercarranza)

Los primeros dos fueron imputados por el delito de prueba de velocidad ilegal con un auto, mientras que al tercero también se lo imputó por instigación a cometer delitos. Al cuarto se lo acusó formalmente de promover prueba de velocidad ilegal y tenencia de arma de fuego de guerra sin autorización.

El fiscal Gustavo Ponce Asahad los acusó concretamente por diversos hechos ocurridos en zona de Oroño y Lamadrid, cuando se realizaban pruebas de velocidad con automóviles. El 10 de octubre se realizaron seis allanamientos en Rosario, dos en Fray Luis Beltrán, uno en Granadero Baigorria y uno en Alvear.

Allanamientos por picadas ilegales en Oroño y Lamadrid. (@astercarranza)

En ellos se secuestraron cinco vehículos, una pistola calibre, 380, un revólver calibre 32, una escopeta calibre 16, una réplica de ametralladora, una réplica de Glock 9mm, autopartes, repuestos y elementos de interés para la investigación.

El juez de Primera Instancia, Ramón Pablo, aceptó la calificación legal presentada por Fiscalía dictando una caución de $20 mil pesos para cada uno de los imputados, libertad bajo firma semanal en la Oficina de Gestión Judicial, sin restitución de los vehículos secuestrados.


En esta nota:

Judiciales Policiales


Comentarios