La entidad ubicada en barrio Las Flores había suspendido los entrenamientos luego de que el miércoles tuvieron que evacuar el lugar en medio de una lluvia de tiros.


El presidente del club Amistad ubicado en el extremo sur de Rosario confirmó que el lunes volverán a las actividades recreativas, luego de la conmoción que causó una ráfaga de disparos que se desencadenó el miércoles cuando la entidad estaba repleta de niños.

El caso fue noticia ya que alguien pudo grabar el momento exacto en el que padres y niños que asisten a la escuelita de fútbol huían del predio mientras de fondo resonaban los tiros. Inmediatamente después del episodio las autoridades de la institución definieron suspender cualquier tipo de actividad en el espacio montado en el corazón de barrio Las Flores.

“Se comunicó con nosotros gente de la Policía Comunitaria, es una policía de más proximidad, nos pareció muy buena la propuesta. También me llamó gente de la Policía provincial, me ofrecieron más patrullaje en la zona, ciertas garantías para los chicos jueguen más tranquilos”, informó Diego Fernández, presidente del club Amistad.

Para los dirigentes de la institución, tras la reacción de los jefes policiales “posiblemente retomemos el lunes, si se mantiene este estado”. Los disparos no dejaron heridos de milagro, y según contó Fernández a Radio 2. Quienes se encontraban en el club debieron refugiarse en un pequeño ambiente techado.

Sobre el origen de los disparos en un barrio marcado por la violencia, el dirigente reflexionó: “Hoy hay muchas más casas precarias, mucha gente está desempleada y eso golpea mucho. No es una excusa, pero lleva a tomar muchas determinaciones que no son buena para la sociedad”.




Comentarios