El hombre se encontró con que le habían destrozado el cristal de la puerta del acompañante y le faltaba el paquete con el dinero.


Un hombre dejó $120 mil arriba de su auto, y cuando regresó a buscarlos, se los habían llevado. El insólito hecho ocurrió en la localidad de San Lorenzo.

Este viernes por la mañana, un hombre sacó plata de una sucursal del Banco Macro de San Lorenzo. Tras dejar el paquete en el asiento del acompañante, fue a otra entidad bancaria.

Al regresar minutos después, descubrió que le habían destrozado uno de los cristales y le habían robado el dinero, según consignó SL24.

La Policía de Investigaciones (PDI) trabaja en las imágenes de las cámaras de videovigilancia que hay instaladas en la zona, para confirmar la denuncia y poder dar con los ladrones.




Comentarios