La intendenta le pidió al presidente que convoque a la oposición para enfrentar la crisis. Reconoció una baja del empleo formal y un incremento del consumo de psicofármacos en Rosario.


En julio empezó a caer el empleo formal en Rosario, según indicó la intendenta Mónica Fein, quien además se mostró preocupada por el incremento en el consumo de psicofármacos en la población, en parte producto de la crisis. “El Gobierno nacional no debe encerrarse ante esta crisis”, dijo y pidió que el presidente convoque a la oposición.

“Estamos fortaleciendo el trabajo en red en las áreas de salud y desarrollo social, porque cada vez más gente recurre a hospitales y comedores”, señaló Fein a la salida de la reunión de gabinete social con funcionarios municipales y provinciales.

En este sentido, la mandataria mostró su preocupación porque ante el incremento de costos producto de la devaluación, se encarecieron mucho los medicamentos y la atención a personas con discapacidad. “Estamos en una situación de emergencia”, reconoció.

Fein reconoció que la ciudad no venía mal en materia de empleo, pero empezó a mostrar “signos negativos a partir de julio”, algo que podría agravarse en los próximos meses. “Nosotros respondimos prorrogando la habilitación a comercios e industrias y sosteniendo el plan Abre, en el que trabajan 2500 personas de 200 cooperativas”, sostuvo.

Por otro lado, confirmó que desde la Secretaría de Salud están detectando un mayor consumo de psicofármacos. “Esto es producto de la angustia que genera una situación como la que estamos viviendo”, afirmó.

Por último, consideró que el presidente Mauricio Macri se encuentra “encerrado” y le pidió que convoque a la oposición para afrontar en conjunto la crisis. “Veo con preocupación que Cambiemos está encerrado en sí mismo, cuando todos queremos ayudar de alguna manera”, cerró.


En esta nota:

Politica Economia Titulares


Comentarios