La protagonista de la historia es Karina Duvnjak que murió junto a su marido y sus hijos la semana pasada tras inhalar monóxido de carbono. La homenajearán post mortem.


Este viernes Karina Duvnak será reconocida post portem como activista distinguida por el Concejo Municipal de Rosario luego de la muerte de su familia por inhalación de monóxido de carbono. Antes de la tragedia, sin embargo, su tarea en defensa de los derechos de la niñez ya había tenido en vida otros hitos que incluyen la intervención para ayudar a una madre detenida por abandono de persona.

La trastienda de la historia que abordaron los diarios locales fue relatada en un emotivo video por el ex juez de Familia Marcelo Molina, quien contó con lujo de detalles la difícil situación que atravesó la mamá de la beba recién nacida que quedó huérfana en el Hospital Centenario en 2012.

Por entonces, Karina y su marido Sergio Dellamea ya habían adoptado a Ignacio, su hijo mayor, y esperaban en el Ruaga (Registro Único de Aspirantes a Guarda) para agrandar la familia. El matrimonio se hizo cargo de la pequeña en forma provisoria hasta que el magistrado fue notificado sobre el arresto de Lourdes O., la chica de 20 años que se había ido del centro de salud después de dar a luz.

“Me parece que somos una familia sustituta”, admitió Karina ante el funcionario judicial, quien intervino para que liberaran a la madre biológica a través de una medida urgente, atento a que la muchacha oriunda de Paraguay se había arrepentido de la decisión y quería hacerse cargo de su hija.

Molina se enteró por la hermana de la joven que la familia no sabía nada de su embarazo en el país vecino. Luego descubrió de boca de la protagonista que el padre biológico estaba en pareja y que la habían echado de su trabajo como empleada doméstica al advertir que estaba embarazada. “Yo pensé que no me iban a perdonar“, dijo entre lágrimas en Tribunales.

Con la beba en su falda, Karina decidió dejar de lado su deseo y privilegió la necesidad de asistir a la joven, aunque aclaró mientras tenía a la niña en su falda: “Yo quiero estar cuando Lourdes la reciba y ahí vemos”. No conforme con haber restituido a la recién nacida, la creadora del Grupo de Padres Adoptivos y en Espera insistió en garantizar la asistencia por parte de las autoridades. “Voy a pasar a la tarde por la casa. Espero que realmente la ayuden y si no, mañana nos vemos“, le advirtió al actual camarista.






Comentarios