La agente iba a llevar a su pequeño a la casa de la niñera para luego ir a cumplir horas adicionales. Recibió fuertes golpes en el abdomen pero igual fue a cumplir con su trabajo.


Muchas veces se difunden relatos que muestran en primera persona la angustia que genera un hecho de inseguridad. El fenómeno también alcanza a la propia policía, que si bien tiene el control de la fuerza para repeler el asedio de la delincuencia, en ocasiones también es víctima de hechos de robo.

En las últimas horas, se hizo viral un audio que expone lo que le tocó pasar a una mujer policía que salía de su casa e iba a camino a cumplir horas adicionales. La agente fue sorprendida por ladrones en zona oeste cuando caminaba con su hijo para llevarlo a casa de la niñera.

En moto, los asaltantes se cruzaron a la mamá y al pequeño, quien estaba en el sector trasero del rodado descendió y a golpes le exigió a la mujer que entregue su arma reglamentaria.

Mientras Matías, tal cual el nombre del niño, lloraba al ver cómo le pegaban a la madre, los delincuentes terminaron huyeron sin poder lograr su cometido.

Con fuertes golpes en el abdomen, la mujer policía igual llevó a su niño a casa de la niñera y luego a cumplir con su turno adicional.

En la grabación cuenta que pese a intentar cumplir con su trabajo terminó con inyectables para calmar el dolor.






Comentarios