La menor fue víctima de abuso sexual en múltiples ocasiones y dio a luz antes de que detuvieran al acusado.


Un santafesino acusado de violar sistemáticamente a su hijastra fue condenado a 8 años de prisión el último viernes en el cierre del juicio oral que se llevó a cabo en los Tribunales provinciales de Rafaela, donde ocurrieron los hechos denunciados hace casi tres años.

El caso tomó estado público en agosto de 2017, cuando el acusado de 34 años quedó en prisión preventiva por pedido de la fiscal Ángela Capitanio. Para entonces la víctima ya había dado a luz a un bebé fruto de una de las ocasiones en que fue abusada sexualmente por la pareja de su madre. Durante las audiencias quedó acreditado que el bebé nació en marzo de 2017 y que el padre biológico era quien estaba sentado en el banquillo de los acusados.

Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el juez Alejandro Mognaschi consideró que había evidencia suficiente sobre los delitos cometidos por José Alberto Campos, a quien además le atribuyó como agravante el hecho de que convivía con ella​ y su madre.

Según la funcionaria a cargo de la causa, el imputado “se aprovechó de la inmadurez de la joven” en el marco de esa relación e incluso volvió a violarla después de la denuncia presentada en septiembre de 2015. Para entonces, la muchacha había dejado el domicilio y estaba bajo el cuidado de su padre, pero eso no impidió el accionar del acusado. A su vez, durante el juicio se reveló que Campos amenazaba a la niña para abusar sexualmente de ella y le decía que si se negaba, “iría tras su hermana menor”.






Comentarios