Militantes de izquierda señalaron que la menor fue agredida tras una reunión mientras llevaba el pañuelo verde.


Después de la golpiza que sufrieron militantes a favor del aborto legal en la ciudad de Santa Fe, organizaciones de izquierda denunciaron un segundo episodio de la misma gravedad en el que la víctima esta vez fue una chica de 15 años.

El nuevo incidente tuvo lugar el último sábado por la tarde, a 48 horas del pañuelazo en el que dirigentes feministas responsabilizaron a integrantes de Bandera Vecinal por los incidentes en la zona de la Catedral. En este último caso, la menor reconoció a los sospechosos como parte de dicha organización.

De acuerdo al testimonio recogido durante el fin de semana, la adolescente había participado de una reunión en San Jerónimo al 2000 y fue abordada por dos hombres mientras caminaba sola por la calle. La muchacha llevaba el tradicional pañuelo verde junto con otro naranja que representa a quienes reclaman la separación del Estado y la Iglesia.

Desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) advirtieron que la chica ya había recibido amenazas a través de Instagram y señaló a los atacantes como “neonazis” ligados al grupo que irrumpió en la protesta del jueves.

Según la denuncia que tomó estado público en las últimas horas y quedó en manos de la Justicia de Menores, los agresores le cortaron la cara con una hoja de afeitar “para que no pueda caminar por la calle”, le pegaron y le arrebataron los pañuelos que llevaba.






Comentarios