La Fiscalía pidió la extensión de la prisión preventiva mientras avanza la investigación y llega a juicio el asesinato por encargo del muchacho de 21 años hallado en un pozo.


Los dos acusados por el crimen de Fabricio Zullato permanecerá presos por un año más, mientras avanza la investigación y la causa llega a juicio.

Este viernes en la audiencia de revisión de medida cautelar realizada en la sala 10 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal Rosario, la Fiscalía solicitó una prórroga extraordinaria de la prisión preventiva de Andrés Soza Bernard, de 33 años, y a Omar Darío “Pilo” Motier, un cartonero de 32 años.

Ambos se encuentran imputados por el delito de Homicidio calificado por haber sido cometido por precio o promesa remunerativa agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores.

Fabricio Zulatto fue asesinado tras discutir con una persona señalada por sus amigos como quien les proveía droga.

Pese a que la defensa de los acusados solicitó la libertad, el juez de Primera Instancia Héctor Núñez Cartelle resolvió hacer lugar a la prórroga de prisión preventiva efectiva por el término de un año.

El crimen de Fabricio Zulatto se produjo en agosto de 2016. El joven de 21 años fue encontrado con tres balazos en la cabeza en un pozo ciego en una casilla de Génova al 2100.

El muchacho había salido de su casa de zona sur en su Volkswagen Gol Trend pero nunca regresó. Ante esta situación su familia denunció la desaparición. Al auto lo localizaron en Suipacha al 700 sin la patente delantera y con la trasera adulterada.

Fabricio Zulatto fue asesinado tras discutir con una persona señalada por sus amigos como quien les proveía droga.

Sus amigos recorrieron la cuadra en busca de cámaras y dieron con un video donde se veía bajar por el lado del acompañante al sujeto que se deshizo del vehículo. Lo reconocieron como “Andrés”, un dealer al que solían comprarle drogas en la zona del Patio de la Madera. Esta fuer la llave para hallar al joven de 21 años.

Más tarde, un hombre, a quien le encargaron tapar el pozo donde se encontraba el cuerpo de Zulatto, declaró que Soza Bernard le había pagado 20 mil pesos a “Pilo” para que matara al muchacho con el que había discutido un mes antes.






Comentarios