En uno de los casos, el conductor se bajó a comprar en una panadería y delincuentes se dieron a la fuga con el auto. Ocurrió en Biedma y Crespo. 


Dos taxistas pagaron caro un descuido en diversas zonas de la ciudad. Delincuentes aprovecharon que los conductores dejaron las llaves puestas del vehículo y se dieron a la fuga con los rodados.

Según fuentes policiales, el primero de los hechos ocurrió en la zona de Biedma y Crespo. Un taxista identificado como Damián, de 45 años, le comentó a la policía que detuvo la marcha de su vehículo para comprar en una panadería. Al salir de la misma constató que fue sorprendidos por dos hombres que, a punta de pistola, le sustrajeron el automóvil marcha Chevrolet Corsa.

Luego, personal policial logró localizar el rodado a través del GPS en calles Laprade entre DR. Rivas y Centeno. Al recuperar el vehículo el propietario se dio cuenta que le faltaba el celular, $200 y las llaves del vehículo.

El procedimiento quedo a cargo de la Comisaria 18°, por razones de jurisdicción.

El otro episodio ocurrió alrededor de las 18.50 en calle Estado de Israel al 1300. La víctima, identificada como Rocío, de 33 años, relató a la policía que se encontraba en su automóvil Marca Chevrolet Onix, blanco, junto a sus hijos de 5 y 11 años.

Al llegar al mencionado lugar desciendió del rodado junto a sus hijos y dejó el rodado en marcha con las llaves puestas. En ese momento, un hombre se subió al vehículo y se retiró del lugar a gran velocidad.

La mujer contó que dentro del rodado se encontraban los papeles del automóvil, un celular Samsung J7 y la suma de $1000.

Finalmente, la mujer pudo recuperar su auto en calle Estrella Federal al 2100.




Comentarios