Ingirió un medicamento que se usa para quemar verrugas y sufrió serias lesiones en el esófago y el estómago. Es de San Nicolás y está internado en Rosario.


Tiziano Muñoz, un nene de apenas dos años, permanece internado en el Hospital de Niños de Rosario tras haber ingerido este lunes nitrato de plata mientras estaba al cuidado de sus abuelos. La criatura, en su inocencia, lo confundió con gaseosa, y el líquido le provocó una reacción casi mortal.

“Enseguida empezó a llorar y a largar espuma por la boca”, confió su mamá, Belén Aguilar. Al medicamento lo había usado en 2007 para un tratamiento ginecológico y no se acordaba que lo tenía. 

El pequeño sufrió quemadura de esófago y estómago, con lesiones sangrantes. En un principio, fue atendido en el Hospital San Felipe de San Nicolás pero después lo derivaron cuando se dieron cuenta de que se había intoxicado con ácido. “Mi mamá salió a la calle, paró una camioneta y lo llevó al hospital. Es ahí cuando yo los veo pasar y los sigo”, relató a El Norte.

De momento, y según confió Belén, Tiziano evoluciona favorablemente y está fuera de peligro. 

“La desesperación de ese momento fue muy difícil de describir. Mi hijo vomitaba sangre pero no podían actuar porque no sabían qué había tomado”, sostuvo entre lágrimas, a la vez que aconsejó extremar los cuidados “para que no vuelva a ocurrirle a nadie”.




Comentarios