La menor tiene siete años y forma parte del club Huracán de Chabás. El caso despertó polémica y piden que se revea la medida. 


La Liga Casildense de Fútbol (LCF), en el sur santafesino, tomó la determinación de impedir que una nena de siete años juegue con sus compañeros varones. El hecho motivó la intervención de la Subsecretaría de Políticas de Género al considerar que se trata de una situación de discriminación.

La normativa no es nueva. De hecho fue impulsada en enero de 2017 por las autoridades de dicha liga pero la situación pasó desapercibida porque la misma no se aplicaba. El caso de una nena llamada Candelaria volvió a encender el debate por los derechos de la mujer y de igualdad de género en el fútbol.

Una nena de siete años discriminada al impedirle jugar con sus compañeros varones. (Ahora Casilda)

La niña practicaba el deporte que más le gusta con sus compañeros de Huracán de Chabás, a cargo de los profesores Damián Salazar y Gonzalo Neirot, hasta que Juan Manuel Garello, el delegado del Zapatudo, fue notificado por los directivos de la LCF.

Apelando al sentido común, la institución se movilizó para que la resolución se descarte para las categorías de Afiz, y que tal vez se tome en cuenta sólo para las divisiones que son competitivas. 

Por lo pronto esta situación motivó la intervención de la Subsecretaría de Políticas de Género del Gobierno de Santa Fe, que se apoyó en la Ley provincial Nº 13.348 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia hacia las Mujeres.

Desde el organismo remarcaron que el impedimento vulnera derechos elementales de las personas, y de las mujeres y niñas en particular.

Además, se comunicó con la familia de la niña discriminada y puso a disposición todos los recursos para acompañar a la nena y a todas las niñas que se encuentren en situaciones de discriminación por su condición de género.

Asimismo, instaron a que la Liga Casildense de Fútbol revea su decisión basándose en la igualdad de derechos, expuesto en el artículo 3 de la Ley provincial Nº 13.348 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia hacia las Mujeres.

Desde la subsecretaría remarcaron que el juego debe aportar a la inclusión. “Los Estados Partes reconocen el derecho del niño/a al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes. (…) Respetarán y promoverán el derecho del niño/a a participar plenamente en la vida cultural y artística y propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad, de participar en la vida cultural, artística, recreativa y de esparcimiento”, detalló el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño.






Comentarios