La secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese, le advirtió sobre la situación via Twitter. 


La secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese advirtió a través de Twitter al intendente de Santa Fe sobre la realización de una denuncia formal tras detectar conexiones clandestinas en una dependencia municipal, lo cual José Corral consideró “un apriete político”.

Este jueves por la mañana, la EPE realizó un operativo en el Corralón municipal donde se constataron conexiones irregulares. “Se tomaron fotografías y se cortó el suministro. Ahora la Municipalidad tiene que regularizar la situación y pedir el servicio como corresponde”, explicó la funcionaria provincial.

En estos casos el Ministerio Público de la Acusación hace un contacto con el infractor y si se aviene a regularizar la situación se llega a un acuerdo, se factura lo que se considera el consumo estimado para el último año y si no se llega a un acuerdo se sigue la acción judicial“, explicó.

La denuncia será presentada el lunes por lo que alentó a Corral a que regularice la situación antes de esa fecha y lo chicaneó al representante de Cambiamos: “No vale de nada cuidar hasta el último foco si se comete fraude para pagar menos“.

Consultado sobre lo ocurrido, Corral detalló: “Es en el corralón municipal, en la maestranza. Hay una línea que en una casilla de guardia alimenta dos focos y un calentador de agua. Ordenamos corregir la situación y sancionaremos a quién tomó esa decisión, para que se pague todo de acuerdo a la norma”.

El operativo de la EPE fue realizado este jueves en el Corralón municipal de Santa Fe.

Además cuestionó el haber sido notificado de esta situación a través de Twitter y lo consideró “un apriete político”.

“No vamos a aflojar en pedir que haya más austeridad en la empresa con directores que ganan más que el gobernador y que son funcionarios políticos; algunos de ellos los vi en el Mundial de Rusia y no saben nada de energía”, lanzó.

Esta situación tensa aún más la relación entre la EPE y el gobierno municipal, quienes tuvieron un fuerte cruce tras la iniciativa del funcionario municipal para descontar la Cuota de Alumbrado Público (CAP), que implica casi un 10 por ciento del total de la boleta de la luz. Esto implicó el reclamo por parte de la empresa de un pago de 22,6 millones de pesos en ese concepto que Corral se negó a abonar.






Comentarios