Junto a dos hombres, colocaron piedras para que los automovilistas las choquen y después amenazaron con armas de fuego a automovilistas.


Imputaron por robo doblemente calificado a las dos mujeres que participaron de un asalto en la Autopista Rosario – Buenos Aires que terminó con una persecución y choque. Una de ellas recibió prisión domiciliaria por estar embarazada de cinco meses.

Este jueves se llevó adelante la audiencia imputativa a Rina Micaela B. de 26 años y a Jaquelina Luana M. de 20, quienes el martes pasado alrededor de la 1:30 de la madrugada protagonizaron un violento asalto en el kilómetro 275 de la autopista.

Junto a otros dos delincuentes, habían colocado elementos contundentes en la traza, en lo que es una ya clásica modalidad delictiva. Dos autos chocaron con estos objetos y debieron detener su marcha. Entonces el grupo de maleantes apareció y les sustrajo todo lo que llevaban encima.

Personal policial que patrullaba la zona tomó conocimiento del hecho y al divisar el vehículo en el que se movían los malvivientes, un Chevrolet Onix, comenzó a perseguirlos. Tras una mala maniobra, el Onix chocó en una zona rural, bajo el puente de Cargill en General Lagos.

Los efectivos lograron detener a las dos mujeres, que habían quedado heridas en el auto. Mientras que los masculinos lograron escapar.

El fiscal José Luis Caterina, de la Unidad de Flagrancia, les imputó dos hechos de robo doblemente calificado por ser cometido con armas de fuego con aptitud para el disparo. La jueza de Primera Instancia, Eleonora Verón, aceptó la calificación y le dictó prisión preventiva efectiva a Micaela B., domiciliaria a Jaquelina M., ambas por el plazo de 30 días.

(Fotografía: @joseljuarezjose)




Comentarios