La Justicia ordenó al Patagonia de Rioja al 1200 que instale un sistema de turnos, coloque asientos y baños para el público.


La Justicia ordenó al Banco Patagonia de Rosario mejorar la atención de sus clientes en un plazo de un mes. Fue luego de que un usuario lo demandara por las largas colas que se arman frente a las cajas y las dificultades para acceder al baño.

La decisión de primera instancia fue adoptada por el juez en lo Civil y Comercial Marcelo Quaglia, que comprobó las incomodidades que la sucursal de Rioja al 1200 generaba a los clientes.

El magistrado ordenó instalar baños accesibles para el público (actualmente sólo se accedía por ascensor o escalara sin ninguna señalización), implementar un sistema de turnos para la atención y colocar asientos para quienes aguardan ser atendidos en las cajas.

Si el Banco Patagonia no cumple con lo dispuesto en un lapso de 30 días, se expone a recibir una multa de $1.000 por cada día de incumplimiento, más $100 mil por daño punitivo, de los cuales $20 mil irán para el denunciante.






Comentarios