Fue en el encuentro de ida por la primera fase de la Sudamericana. Ambos equipos terminaron con diez hombres.


Central igualó sin goles ante San Pablo en el encuentro de ida correspondiente a la primera fase de la Copa Sudamericana. Ambos equipos terminaron con diez por las expulsiones de Caio en la visita, y de Carrizo en el local.

El conjunto de Leo Fernández se paró mejor en la cancha y dispuso del dominio de la pelota por mayor tiempo, aunque las jugadas claras de gol de abundaron y falló en la definición.

Por su parte los brasileños se abroquelaron bien y apostaron por el contragolpe, a partir de sus rápidos laterales – volantes y sus peligrosos centros. Sin embargo la defensa local se mostró firme rechazando cada balón que cayó al área.

La expulsión de Rodrigo Caio en el último tramo del primer tiempo, hacía presumir que el auriazul encontraría los espacios para doblegar a su rival, sin embargo nada de eso ocurrió: Central entró en un cono de sombras y cayó en la trampa de la visita, que le quitó ritmo al encuentro.

Ya en el complemento -y producto de la impotencia- el Pachi Carrizo, que ya estaba amonestado, volvió a pegar y vio la segunda amarilla y la roja. Ambos equipos con diez jugadores, se dedicaron más a cuidar el cero en su valla que a salir a buscarlo.

De esta forma se llegó al 0 a 0 final, resultado a priori favorece más a San Pablo que ahora definirá de local la serie. Por su parte los de Fernández ya deben ponerse a pensar en el encuentro del domingo ante River, partido para el cual el entrenador pondría a varios suplentes.




Comentarios