Lo instrumentó el Municipio para ayudar a palear el intenso calor.


En la previa de la Navidad, son miles los rosarinos que transitan el microcentro en busca de regalos y realizando trámites y la Municipalidad, en una estrategia para evitar que los vecinos sufran el calor, inició una campaña de distribución de agua potable.

En las esquinas, voluntarios y agentes de la Guardia Urbana instalaron dispensers y desde allí reparten vasos de agua. El plan, según anticiparon desde el Ejecutivo, va a permanecer desde este viernes hasta los primeros días de enero.

El propósito es el de estar presente en las peatonales Córdoba y San Martín, y en la zona bancaria, espacios donde circula gran cantidad de personas.


En esta nota:

rosario


Comentarios