Desde el gremio docente analizan llevar a la Justicia la decisión del gobernador de fijar por decreto el aumento.


La secretaria general de Amsafe y Ctera, Sonia Alesso,  manifestó su descontento tras las declaraciones del gobernador Miguel Lifschitz y lo acusó de implementar “medidas coercitivas” en vez de buscar el diálogo.

“El reclamo es que la paritaria se mantenga abierta y el Gobierno mejore la porpuesta”, manifestó Alesso.

El aumento va a quedar por debajo de la inflación prevista para el año por encima del 20 por ciento. En la primera parte no llega al ocho por ciento y la segunda parte va a ser percibida en septiembre, cuando se habla de una inflación 2.5 por mes”, indicó.

“El gobernador sorprendió con un decreto que homologa a los trabajadores que aceptaron la propuesta con los que no lo hicieron. Estamos analizando la cuestión judicial porque además incluye el descuento por el paro. La ley de paritaria docente estipula otra instancia en caso de no llegar a un acuerdo”, adelantó.

Respecto a las declaraciones realizadas este martes por Lifschitz que calificó de “caprichosa” la postura del gremio, Alesso consideró: “El planteo de los siete kilos de pan es minimizar un tema preocupante, que es que a los docentes no les está alcanzando para llegar a fin de mes“.

Y agregó: “La propia Provincia pone aumentos de tarifa que están muy por encima del aumento que le da a los trabajadores estatales“.

El Gobierno tiene la palabra. Tiene que decidir si va a escuchar el reclamo de los docentes o continuar con las amenazas“, sentenció.




Comentarios