El Senado no dio quórum para tratar el proyecto que se había elaborado a raíz de las masivas movilizaciones contra la inseguridad.


Una de las principales medidas adoptadas para responder a las fuertes movilizaciones en Rosario por la inseguridad fue la reforma del Código Procesal Penal de Santa Fe. Entre otras cosas, lo que se buscaba era dotar de más herramientas a fiscales y jueces para terminar con la denominada “puerta giratoria”. Pero este jueves la reforma se frustró luego de que el Senado levantara la sesión.

El proyecto original del Senado endurecía las condiciones a la hora de otorgar los excarcelamientos, otorgaba más derechos a las víctimas y ampliaba la lista de delitos por lo que los acusados debían permanecer en la cárcel.

Por otro lado, uno de los puntos fundamentales era el de la ampliación del tiempo de la prisión preventiva. Además se incorporaban las figuras del agente infiltrado y del arrepentido, lo que dotaba a la Justicia de más herramientas para la investigación penal.

La iniciativa fue tachada de “mano dura” de parte de los Diputados que hicieron profundas reformas. Entre otras cosas, eliminaron las dos figuras antes mencionadas. Cuando parecía que el proyecto se encaminaba al consenso, la Cámara Baja dejó hasta último momento su tratamiento.

Recién este jueves lo abordó, pero el Senado terminó ce tratar sus temas y cerró la sesión, sin esperar la llegada del mensaje modificado nuevamente por Diputados. Ante esta situación, estos últimos frenaron el tratamiento y regresaron el proyecto a comisión.

De esta manera, quedo frustrada una reforma fundamental para combatir el delito en Santa Fe. Y además no hay fecha para que esto pueda ser aprobado.




Comentarios