En local, ubicado en bulevar Oroño al 3500, también funciona una rotisería.  


Este miércoles fue clausurada una parrilla de zona sur al encontrarse alimentos en mal estado y no cumplir con las normas de higiene requeridas.

La Secretaría de Control y Convivencia junto al Instituto del Alimento procedieron al cierre de un local ubicado en bulevar Oroño al 3500 donde funcionaba una parrilla y rotisería.

Los inspectores detectaron 16 patas de ternera sin cocción y dos más en proceso de cocción cuya temperatura no era óptima para el consumo.

También se secuestraron cinco decenas de empanadas y 340 potes de chimichurri sin la debida fecha de elaboración.

Por otra parte, constataron que los alimentos que se vendían al público no reunían con las condiciones de trazabilidad, no estaban fríos y generaban un riesgo sanitario.

Asimismo, en el lugar donde se elaboraba la comida “se verificó la existencia de cucarachas y suciedad“, según detalló la entidad de control mediante un comunicado.

En consecuencia, se procedió a la clausura preventiva del local y la mercadería fue decomisada y destruida en el frigorífico Mattievich.




Comentarios