Lo definió el Ministerio de Seguridad sobre efectivos que, según analizaron, no tenían la vocación para trabajar junto a los vecinos.


La Policía Comunitaria, que ahora solo funciona en Rosario, Santa Fe y Santo Tomé, perderá en dichas ciudades agentes que pasarán a integrar otras áreas de la fuerza.

“En Rosario, sobre un total de 570 agentes comunitarios, quedarán 370, es decir, que 200 efectivos pasarán a formar parte de reparticiones de la Unidad Regional II, como el Comando Radioeléctrico, la Brigada de Orden Urbano (BOU), Infantería, etcétera”, indicó Rolando Galfrascoli, subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales, en contacto con Vía Rosario.

La medida responde al parecer a un análisis ejecutado por el Ministerio de Seguridad, en el que se encontraron con uniformados que en su momento entraron a la Policía Comunitaria, pero que en realidad no estaban interesados en la función que se les había asignado, para la cual deben buscar un contacto cercano con el vecino, para anticipar conflictos y buscar alternativas para limitar la violencia barrial sin el uso de la fuerza.

“Hay efectivos que ingresaron inicialmente y que en realidad estaban interesados en ocupar un puesto en alguna de las otras áreas de la policía. EL plan es el de hacer más eficiente la Policía Comunitaria”, justició Galfrascoli.

Patrullero de la Policía Comunitaria de Santa Fe. (Prensa Gobierno de Santa Fe)

La orden que bajó el gobernador, por el momento es el ejecutar los cambios, aunque apunta a que no merme la presencia de los efectivos en los barrios. “Por el momento el agente que abandone la Policía Comunitaria y se traslade a otro sector va a seguir en la zona de la ciudad en la que se desempeñaba, para evitar desguarnecer el barrio”, indicó el funcionario.

“La idea además, es evaluar los legajos y los intereses de aquellos futuros agentes que se están formando en el Instituto de Seguridad Pública para integrar a los que tengan la real vocación a la Policía Comunitaria”, dijo Galfrascoli.

El plan de adecuación también impactó en las localidades del interior provincial donde todos los agentes de la Comunitaria pasaron a otras áreas. Incluso ciudades como Villa Gobernador Gálvez, Granadero Baigorria y Pérez dejaron de contar con Policía Comunitaria.




Comentarios