En la práctica de este jueves, el técnico canalla metió mano en el once titular e introdujo cambios en la mitad de cancha. 


Rosario Central entrenó este jueves de cara al encuentro ante Patronato, que se jugará el domingo 1° de abril en Paraná. Para ese cotejo, el entrenador Leo Fernández introdujo cambios respecto al equipo que viene de vencer a Chacarita el viernes pasado. 

Federico Carrizo y Maxi González integraron el mediocampo en la práctica, relegando a Andrés Lioi y a José Luis Fernández. El Pachi se movió por derecha mientras que el juvenil jugó por detrás de Gil. En tanto, López Pissano se ubicó por la banda izquierda del mediocampo. 

Por otro lado, el marcador chileno Alfonso Parot, quien convirtió dos goles de cabeza en los dos últimos partidos, contra Vélez y Chacarita, estuvo en el lateral izquierdo y todo hace pensar que le ganaría la pulseada al ex Racing y Godoy Cruz. 

Mientras tanto, el arquero Jeremías Ledesma, quien sufrió un edema en el aductor izquierdo, trabajó en forma diferenciada, aunque eso no le impediría jugar contra Patronato.

En tanto, el delantero Maximiliano Lovera continúa con los trabajos tras recuperarse de un desgarro y tiene chances de integrar el banco de suplentes en Paraná.

Si bien faltan varios días para el cotejo ante los dirigidos por Patronato, el equipo que se vislumbra sería: Ledesma; Paulo Ferrari, Fernando Tobio, Oscar Cabezas y Parot; Carrizo, González, Leonardo Gil y Joel López Pissano; Germán Herrera y Fernando Zampedri.




Comentarios