Los disparos se escucharon en el interior de la seccional y descubrieron que habían sido efectuados por un vecino.


Un vecino de barrio Luis Agote fue detenido por realizar disparos con un arma de fuego, aunque el delito que se le imputará no fue tan llamativo como el hecho de que los tiros se escucharon en la misma cuadra donde se ubica la Comisaría 7°.

El procedimiento justamente se inició cuando titular de las dependencias de Cafferata al 300 oyó las detonaciones e incluso creyó que las mismas provenían del interior de la seccional. Tras la consulta con el personal de guardia, los uniformados comprobaron que el ruido se producía en una vivienda lindera y fueron a interrogar al dueño.

Ante la consulta policial, el hombre de 41 años reconoció haber sido quien abrió fuego en la terraza, pero aclaró que había utilizado munición de fogueo. Hecha la salvedad, el dueño de la vivienda quedó bajo arresto de todos modos y a disposición de la Justicia.

Según informaron fuentes de las fuerzas provinciales, durante la inspección del inmueble secuestraron vainas servidas y plomos deformados, así como una pistola calibre 380 y otra de 9 milímetros.




Comentarios