La Justicia entendió que su participación fue secundaria. La sentencia incluyó un robo y una tentativa de robo doblemente calificado. 

  • Publicado por Redacción de Vía Rosario

A casi tres años de la muerte del arquitecto Sandro Procopio, fue condenado a nueve años de prisión uno de los acusados. Las partes encuadraron el accionar de Matías Cofano en el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y le asignaron una participación secundaria.

Se trata de un hombre de 31 años que logró acceder a un juicio abreviado que incluye además un robo calificado y una tentativa de robo doblemente calificado.  Por la causa otro hombre se encontraba imputado, ambos habían sido considerados coautores del homicidio criminis causa, que estipula una pena de prisión perpetua.

Sin embargo, la Fiscalía concluyó que el sentenciado prestó una colaboración secundaria en el caso y no hubo pruebas para determinar que el otro involucrado participó en el crimen.

El arquitecto fue asesinado el 24 de agosto de 2015 en Cerrito al 3600 cuando llegaba a una obra en construcción. La investigación señalaba que los delincuentes llegaron en auto lo apuntaron con un arma, le quitaron su celular y se produjo un forcejeo que terminó con un impacto de bala que le produjo la muerte a Procopio.

La Justicia entendió que el vehículo que manejaba Cofano se detuvo a la vuelta por lo cual no pudo observar lo que pasaba en el lugar. Respecto al otro sospechoso, Ángel Simón Cisneros, tras haberlo imputado terminó archivándose la causa en su contra. El hombre aceptó un procedimiento abreviado por el robo de un minimarket. Las partes acordaron en este caso cinco años de prisión.





Comentarios