La panelista abandonó este lunes el Sanatorio Otamendi en Buenos Aires, donde dio a luz a Roque.


A cinco días del nacimiento de su segundo hijo, Amalia Granata se retiró este lunes del Sanatorio Otamendi luego de recibir el alta médica en Buenos Aires.

La periodista salió del nosocomio acompañada por su pareja, el empresario Leonardo Squarzón, y prefirió no dar a conocer el rostro del pequeño Roque.

El bebé pesó 3,200 kilos y junto a su madre atravesaron sin inconvenientes las primeras horas posteriores al parto por cesárea en el efector porteño.


En esta nota:

Show Famosos



Comentarios