El socialismo se encuentra con radicales y lilitos que presionan para irse a Cambiemos y Stolbizer cada vez más cerca de Massa.


El partido GEN de Margarita Stolbizer presentó a Rodrigo Cerdá como su precandidato a concejal para 2017 y le mete más ruido a la interna que vive el Frente Progresista.

Con la Coalición Cívica y el radicalismo integrando Cambiemos a nivel nacional, y presionando cada vez más para hacer lo propio en Santa Fe, el socialismo enfrenta serios problemas.

Encima el GEN de Stolbizer, quien ya se fue definitivamente con el Frente Renovador de Sergio Massa, ahora también suma dudas a la continuidad del frente.

La diputada nacional presentó a Cerdá como su referente en Rosario, quien “disputará su candidatura en las internas de un nuevo frente que se presentará como una alternativa política para Rosario, ante el éxodo de la UCR y la duda de un armado con la Coalición Cívica de Pablo Javkin”, según un comunicado.

“Desde el 2015 tenemos la intención de presentar una lista propia en Rosario, para acercar nuestras propuestas y representantes a todos los ciudadanos. Estamos bien plantados en cada uno de los barrios de los seis distritos y queremos llevar al concejo la voz de todos los rosarinos que nos han manifestado su descontento con la forma de hacer política predominante en la actualidad”, sostuvo Cerdá.

“No podemos dejar de escuchar lo que pasa en nuestros barrios. Necesitamos una ciudad que florezca y no se marchite. Porque no solo se trata de crecer, se trata de estar bien plantados y florecer”, agregó.

Mientras los aliados grandes y los chicos se van alejando, el socialismo parece optar por la estrategia “que se rompa pero que no se doble”, ya que en la reunión de comité interno apoyaron la idea de no desdoblar las elecciones locales y nacionales. De esta manera obliga a quienes juegan a dos puntas a definirse: siguen en el Frente Progresista o se van.




Comentarios