El joven tuvo una despedida la noche anterior, se le hizo tarde y decidió quedarse en el vehículo hasta que le llegara el turno en la Dirección de Tránsito. Pero se quedó dormido y al despertar le hicieron un test de alcoholemia y llevaron el vehículo al corralón.


Un joven que tenía turno para sacar el carné de conducir este sábado por la mañana se quedó dormido en su auto después de una fiesta y al despertar fue detenido por un control de tránsito. Al hacerle el test, este arrojó que tenía una importante cantidad de alcohol en sangre. Su auto fue remitido al corralón.

Según explicó el joven, el viernes por la noche tuvo una despedida que terminó tarde y como debía rendir el examen teórico en la Dirección de Tránsito decidió quedarse en el vehículo en 27 de Febrero y Dorrego sin pensar que se quedarpia dormido y al despertar los inspectores le harían un test de alcoholemia al encontrarlo con el vehículo encendido.

Presentaba 1.56 de alcohol en sangre, motivo por el cual se le remitió el vehículo al corralón.




Comentarios