El material era transportado en grandes bidones con destino a San Luis. 


Un camión que transportaba seis mil kilos de precursores químicos fue detectado por Gendarmería a raíz de tareas de inteligencia.

Las investigaciones previas arrojaron la versión de que un transporte se dirigía con estas sustancias desde Buenos Aires hasta San Luis.

Ante esta situación, gendarmes del Escuadrón Seguridad Vial Venado Tuerto, apostados sobre el kilómetro 381 de la Ruta Nacional Nº 8, observaron un camión con acoplado, que poseía las características informadas.

Al interceptar su marcha, la fuerza nacional realizó una inspección minuciosa del vehículo y en el semirremolque detectaron que transportaba grandes bidones, los cuales carecían de identificación y documentación sobre su contenido.

Alertados por estas irregularidades y ante la presencia de una posible sustancia ilícita, se tomó contacto con autoridades del Registro Nacional de Precursores Químicos, área dependiente a del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Luego del análisis, se pudo determinar que se trataba de tres mil kilos de hidróxido de sodio (también conocido como soda cáustica), y tres mil kilos de hidróxido de potasio, los cuales fueron secuestrados por encontrarse en infracción a la Ley 26.045.




Comentarios