El episodio ocurrió anoche una vez finalizado el partido por la Copa Argentina. Hubo amenazas y uno de los agresores fue detenido.


Finalizado el partido por la Copa Argentina entre Central y River, dos jóvenes se pusieron a festejar la derrota canalla tirando una bomba de estruendo. Minutos después, tres personas con arma blanca los amenazaron y provocaron daños en sus autos. Uno de ellos fue detenido.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada en Alem y Esperanto. Javier, de 28 años, y Francisco de 29, arrojaron una bomba de estruendo en el patio de su casa tras la finalización del encuentro futbolístico.

Momentos después aparecieron en el lugar varios hombres que los amenazaron con armas blancas y provocaron daños en sus vehículos, un Ford Escort y un Volkswagen Gol. Luego se dieron a la fuga.

Tras efectuar un patrullaje, personal policial dio con un grupo de jóvenes que al percatarse de la presencia policial empezó a correr. Uno de ellos, identificado como Federico A. de 21 años, fue detenido pese a oponer resistencia.




Comentarios