Lo interceptó Gendarmería en el kilómetro 301 de la traza entre Rosario y Córdoba y le secuestró un arma.


En el kilómetro 301 de la autopista Rosario-Córdoba la Gendarmería detuvo en la madrugada de este viernes a un hombre que se presume tenía intenciones de asaltar a quienes estaban regresando de la final por la Copa Argentina.

Los efectivos interceptaron al presunto delincuente justo en el sitio que habitualmente es denunciado como el lugar donde suelen producirse hechos de inseguridad.

El hombre fue hallado con una cubierta en la mano que se presume era utilizada para arrojar sobre la calzada y obligar a los automovilistas a detenerse. Además se le encontró un revólver calibre 22 con ocho proyectiles y una moto.

Si bien no se constató que el joven hubiera perpetrado ilícitos, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) le formó una causa por tenencia de arma de uso civil.


En esta nota:

Inseguridad


Comentarios