La Municipalidad envió al Concejo el contrato para renovar el servicio con la empresa Resicom pero los ediles de la oposición aún tienen dudas respecto a costos y procedimientos. 


Este miércoles funcionarios municipales se reunieron con los concejales a fin de destrabar el Plan de Gestión Integral de Residuos que incluye la renovación del contrato con la empresa Resicom, a punto de vencerse. Sin embargo, los ediles de la oposición aún tienen dudas respecto a costos y procedimientos.

Se trata de la contratación del servicio por cuatro años más, con posibilidad de extenderlo a seis, a razón de 795 pesos la tonelada de basura.

“Desde 2013 Rosario cuenta con una planta de tratamiento modelo en Latinoamérica que produce fertilizante natural a partir del tratamiento de residuos. En este nuevo contrato se contempla una ampliación adicional en el predio de Bella Vista para avanzar fuertemente en las toneladas tratadas”, expresó la subsecretaria de Ambiente Cecilia Mijich.

La propuesta también contempla el transporte de los residuos a disposición final y la construcción de un nuevo módulo de relleno sanitario.

Los concejales de la oposición aseguraron que salieron de la reunión con las mismas dudas que tenían antes. El presidente de la Comisión de Ecología, Osvaldo Miatello manifestó especial incertidumbre respecto a la cláusula 13ª que encarga a la Municipalidad el “saneamiento y control ambiental” del predio de Ricardone, una vez acaba la explotación privada.

Producto de esta inconformidad con el Plan de Gestión Integral de Residuos, en el Concejo se evalúan dos alternativas, “plantear una prórroga por poco tiempo o reducir la cantidad de años del contrato e ir reduciendo la cantidad, también por contrato, de la basura que se manda al relleno”.

Los ediles deberán expedirse antes de enero sobre el contrato con la firma Resicom.




Comentarios