Transita la última etapa de quimioterapia y desde el distrito la maltrataron y le solicitaron una serie de certificados médicos por su enfermedad.   


Una mujer fue a renovar su carné de conducir y denunció maltrato de parte de los empleados del Centro Municipal de Distrito Centro (CMD), que le exigieron certificados cuando se enteraron que se encontraba bajo tratamiento oncológico. Luego, pidieron disculpas y, según señalaron, podrá obtener su permiso.

En diálogo con Radio 2, Sonia relató lo que le tocó vivir en el CMD Centro, lugar al que acudió para renovar su permiso de conducir. “Tenía turno a las 8, presenté toda la documental, pagué el sellado e hice el análisis psicofísico”, dijo. El problema se presentó cuando se enteraron que estaba bajo tratamiento oncológico por un cáncer de mama, diagnosticado el 8 de marzo pasado.

La mujer que la atendió le dijo que no podía continuar con el proceso y le solicitó un certificado médico en el que se especifique la evolución de la enfermedad. “Traté de hacerle entender qiue no tenía sentido, que en ningún lugar estaba especificado que hubiera un impedimento para manejar”, precisó. Lo cierto es que no hubo caso, por lo que debió recurrir a diversos profesionales para certificar su estado.

Sonia regresó al distrito y le dijeron que tenía que volver este martes para que la vea un médico. “Me siento muy mal, tengo mucha vergüenza”, confesó.

Desde el CMD Centro se disculparon por el trato y adelantaron que este martes acompañarán a Sonia para que pueda realizar el trámite. También advirtieron que se exige completar un formulario de Declaración Jurada sobre Padecimiento de Afecciones, que es entregado en el momento.


En esta nota:

Sociedad


Comentarios