Ocurrió este lunes en San Lorenzo, cuando una familia buscó evitar que unos 20 agentes entraran a su domicilio.


Un desalojo realizado en la ciudad de San Lorenzo terminó con incidentes cuando la familia que ocupaba una vivienda resistió el trabajo de la policía. Lo llamativo del asunto es que le arrojaron agua hirviendo a tres agentes que debieron ser internados por serias quemaduras.

El episodio ocurrió este lunes en una casa de calle Celedonio de Escalada 2084, en la localidad del cordón industrial. Según informó el portal SL24, allí unos 20 efectivos debieron responder a una Orden de desalojo del Juzgado de Circuito 12.

Lo cierto es que el desalojo fue fuertemente resistido por los vecinos que se habían reunido en el lugar. Como primera medida, colocando un bebé en la puerta de la casa y luego un freezer para impedir el paso de los uniformados.

Pero con el transcurrir de los minutos la escena se volvió más tensa. Desde una ventana vecina arrojaron agua hirviendo a los policías. Como consecuencia de la agresión, tres policías resultaron heridos con quemaduras y debieron ser derivados a centros asistenciales de Rosario..




Comentarios