Se trata de Petroquímica Bermúdez S.A., que no cumple con el mantenimiento y control adecuado.      


La organización Taller Ecologista denunció que la empresa Petroquímica Bermúdez S.A. pone en riesgo a la población por contaminación química. Hasta el momento, no hubo respuesta de las autoridades.

La compañía se encuentra inactiva desde 2013 y hasta la fecha no cuenta con el adecuado mantenimiento ni control en sus instalaciones. Desde abril de 2015 a la fecha, la ONG realizó tres pedidos de información a la Secretaría Provincial de Ambiente -hoy con rango ministerial- sobre la situación de la planta y el contenido químico en los tanques y tubos, sin obtener ninguna respuesta.

Después de cerrada la empresa, el deterioro de la planta ha aumentado significativamente, más allá de las naves con vidrios rotos, cañerías corroídas, paredes descascaradas, el riesgo deviene de los químicos que habría en los tanques, tubos y cañerías.

Petroquímica, propiedad de Sergio Taselli, está ubicada en la zona sur de Bermúdez, al límite con Granadero Baigorria y a orillas del Río Paraná, detrás de la plantación de eucaliptus, típica postal del ingreso a Bermúdez desde el sur.

En una inspección realizada en 2015, se tomó conocimiento de que hay tubos y tanques que están cargados. De ahí el llamado de atención que se viene realizando por parte de la ONG.

De hecho, hay un peligroso antecedente: El 6 de noviembre, trabajadores de un sector de producción de Celulosa Argentina, debieron ser evacuados de su lugar de trabajo porque tenían dificultades para respirar.

El aire se había tornado ácido, les ardían los ojos, la garganta. Los sensores exteriores que dicha empresa tiene para medir la concentración de cloro en el aire, confirmaron su presencia por encima de 2,5 partes por millón (ppm). Siendo el límite de exposición profesional 0,1 ppm. Todo apunta a que la fuente de esa emisión estaba en la empresa lindera “Petroquímica Bermúdez S. A.”.




Comentarios