La Justicia tardó más de 24 horas en determinar quién era la víctima. Nadie a fue a reconocer el cuerpo.


Pasadas más de 24 horas desde una feroz ejecución mafiosa, la Justicia rosarina confirmó este sábado la identidad del automovilista asesinado en el barrio de la Carne. Si bien todas las hipótesis permanecen abiertas, los primeros testimonios en la zona apuntan a un crimen vinculado al narcomenudeo.

Nadie fue a reclamar el cadáver de Juan Emilio Cortez a la morgue del Instituto Médico Legal (IML). El último viernes lo emboscaron cerca del cruce de Buenos Aires y Alzugaray, donde había estacionado al volante de un Volkswagen Voyage. Allí dos personas le dispararon diez veces desde el lado del acompañante y murió en cuestión de minutos.

Para saber de quién se trataba, los investigadores tuvieron que cotejar las huellas dactilares del cadáver en el Instituto Médico Legal (IML). Así supieron que se trataba de un hombre de 30 años que no era de la zona, aunque hasta el momento quedan abiertas casi todas las preguntas respecto del asesinato.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que siete balazos impactaron el auto en el que iba la víctima. Además trabajan sobre la hipótesis de que un chico estaba junto a él y escapó corriendo cuando llegaron los tiradores. La pesquisa quedó desde entonces en manos del fiscal Adrián Spelta y ya son 162 los homicidios cometidos este año en el departamento Rosario.




Comentarios