El hallazgo se produjo en la tarde del 1° de enero cerca de la localidad de Díaz.


Después de un día de incertidumbre. este miércoles por la tarde fue hallado el cuerpo sin vida de Brandon G., un joven de 18 años que sin saber nadar entró el 31 de diciembre a las aguas del arroyo Carrizales y había desaparecido.

El hallazgo fue hecho por un matrimonio de pescadores sobre un viejo puente en cercanías de la localidad de Díaz, en el departamento San Jerónimo. El muchacho estaba con dos amigos cuando ingresó al curso de agua, y si bien uno de ellos intentó rescatarlo, no lo logró y lo terminó perdiendo de vista.

Del operativo de búsqueda participó la Federación Santafesina de Bomberos Voluntarios, un helicóptero y hasta drones.

La aparición del cadáver ocurrió cerca de las 18, a 20 kilómetros del sitio donde Brandon había desaparecido.

Según testimonios, al hecho de que la víctima no sabía nadar, hay que agregarle que el arroyo estaba muy crecido producto de las fuertes lluvias de los últimos días del año.




Comentarios