La insólita aparición en medio de una transmisión dejó a los vecinos asombrados.


Vecinos de barrio Nuevo Alberdi, en la zona norte, quedaron estupefactos este jueves al mediodía cuando delincuentes sin intimidarse por la presencia de cámaras de televisión pasaron gritando que los seguirían robando.

El insólito episodio fue transmitido en vivo por el noticiero De 12 a 14 que se encontraba trabajando en el lugar y quedó evidenciada no solo la impunidad de los ladrones sino el hartazgo de las personas que allí viven.

“Mi padre es el que más lo ha sufrido. El año pasado le robaron el auto. Este año le arrebataron en su casa los ahorros de toda la vida. Estamos cansados. No nos alcanzan las alarmas. Dormimos con un ojo abierto porque corren por los techos. Todos los días hay un robo“, expresó una vecina.

“El domingo entre las 14 y las 16 entraron en una casa vecina, lo desvalijaron y a las horas estaban ofreciendo el botín. No tienen ni siquiera vergüenza“, agregó.

Un hombre denunció que había complicidad entre la policía y los ladrones que, según aseguró, son conocidos. “Hasta le hemos dado de comer de chicos“, dijo.

Mientras eran expuestos estos casos, dos personas en una bicicleta gritaron: “Vamos a seguir choreando”. A los pocos segundos pasó un móvil policial al cual le pidieron que se detenga sin tener suerte.

“No hay reja que valga. Por más que pongas seguridad, te gastás lo que no tenés”, plantearon resignados. Luego de ver esta situación, una muchacha se acercó hasta Poblet y Matheu para pedirle perdón a los vecinos por el calvario que les hace vivir su hermano.




Comentarios