Una vez dentro del edificio de España al 300 encerraron al único empleado que quedaba y lo asaltaron.


Ladrones se hicieron pasar por empleados del correo para engañar al trabajador de una clínica privada del centro e ingresar al lugar con fines de robo.

El asalto se produjo en España al 300 este jueves por la tarde, mientras Ricardo C., de 38 años, se encontraba realizando tareas de limpieza en el lugar.

La víctima relató que se presentó una persona que aseguró tener correo para la clínica. Cuando se acercó este sacó un arma y lo obligó a ingresar al establecimiento.

En ese momento apareció otro ladrón y entre ambos le quitaron al trabajador un celular Moto G6, 32 mil pesos en efectivo y dos manojos de llaves, uno correspondiente a la clínica y otro a su domicilio particular y lo encerraron en el sector del laboratorio.

Los delincuentes huyeron sin ser detenidos. Intervino en el hecho personal de la comisaría 2°.




Comentarios