Se presentaron en la Secretaría de Ambiente y pidieron disculpas en nombre de sus hijos, que son menores de edad.


Luego de la denuncia presentada por la Municipalidad contra los vándalos que arruinaron el cantero de bulevar Oroño, los padres de los jóvenes se presentaron ante las autoridades y anunciaron que se harán cargo del daño de sus hijos.

En los últimos días se viralizó un video en el que se ve a un grupo de adolescentes arrancar y revolear varios plantines que recién habían sido colocados en el cantero que está siendo remodelado por el municipio.

Las imágenes generaron un amplio repudio en redes sociales y llevaron a la Secretaría de Ambiente y Espacio Público a radicar una denuncia en Fiscalía. Este jueves, los padres de cinco chicos involucrados se presentaron en este organismo y fueron recibidos por su titular Marina Borgatello.

Ante ella pidieron disculpas en nombre de los autores del hecho, se pusieron a disposición de la Justicia y anunciaron que asumirán el costo de la reparación de lo dañado. Se dejó asentado todo lo charlado en una nota que se giró a Fiscalía, que definirá las sanciones correspondientes.

Se estudia que los vándalos, por ser menores de edad, hagan algún tipo de tarea comunitaria, aunque todavía no está definida su condición y modalidad.




Comentarios